diumenge, 2 de gener de 2011

Materia




.

A provechaba que mis padres dormían para abrir la ventana y observar el bosque, ser testigo de su soledad, sin el canto de los pájaros, sin las risas de los niños, sin el ruido de los coches. El bosque. Solía abrir el cristal, desnuda, y sentía pasar las horas dejando que el viento me abrazara.Y lograba sentirme pura, lograba oír los latidos más ocultos del ser humano, los latidos que la ropa, el dinero, el cemento, la vanidad, suelen cubrir. En aquellas noches lograba fundirme con el bosque.

Una noche oí un sonido diferente, nuevo, que volaba entre los árboles. Tuve miedo. Todas las pesadillas de cuentos infantiles me vinieron a la memoria y cerré la ventana, sinsabermuybienporqué. Me metí dentro de las sábanas, tapada hasta los ojos, y entonces comprendí.

Tantas noches contemplando el bosque, tanta comunicación sin palabras, tantos escalofríos recorriendo todas mis pecas, y yo seguía postrada en la ventana.

Entendí que el bosque se había enamorado de mí.

Así fue como, desnuda, salté por la ventana.

Iba a reunirme con mi amante.

__________________________________________________________________________

(Y todavía sigo perdiéndome por las ramificaciones de mi bosqueeterno,eternobosque,eterno)

Afegeix una imatge




1 comentari:

  1. muy feliz año (:

    te diria un "salta por la ventana ¡valiente!"

    ResponElimina

mis palabras a tus ojos