dilluns, 25 de juliol de 2011

Sigo preguntándome

¿Cómo puedo volver a abrirme si cuando lo intento me vienen todos los recuerdos del dolor, de la sangre y de las lágrimas. ¿Cómo puedo volver a beberme el aire, beberme el amor y beberte a ti si cuando pongo el vaso sobre mis labios se me cae el agua de la boca rajada? El parche que me puse sirvió por un tiempo, sólo eso. Y ahora, ahora que tendría que sentir la herida cicatrizada, ahora noto la falsedad de mi cura. Sigo enferma. Sigo dolida. Sigo dañada. Y no sé si puedo volver a poner el parche y dejar correr el tiempo. No sé si el parche tendrá la magia suficiente como para hacerme olvidar las llagas que aún sangran por mi cuerpo.
¿Cómo se vuelve a confiar en quien te mató?

Cada vez que lo intento, siento como los parches se deshacen y las heridas sangran a borbotones.

mis palabras a tus ojos